SEÑOR MARTINEZ, CIERRE LA PUERTA AL SALIR

 

Dicen que se fue sin irse dando un portazo, que contrariando al gran cantante y mejor poeta Joaquín Sabina, no sonó a signo de interrogación.

No sonó a signo de interrogación porque quedaron meridanamente claro los motivos por lo que se va de su formación política, por llamarla de alguna forma, según sus propias palabras. Porque considera que es un chiringuito para ganar dinero rebosante de enchufismo, amiguismo y mediocridad, suponiendo toda la maquinaria de marketing, una empresa con estructura piramidal lo más parecido a una mafia cuyo discurso solo se sustenta en un «Viva España» y mover las banderas, se siente estafado porque se trata de una gran farsa y un fraude. Así se despidió despotricando contra su partido con una larga ristra de lindezas referidas a la formación política a la que ahora denosta y repudia.

Igualmente no sonó a signo de interrogación los motivos por los que nunca se iría de ese mismo partido. Porque al no decirlo quedó claro que esas otras características y señas de identidad de ese partido no le inoportunan ni le incomodan en modo alguno y por lo que se debe entender que esta de acuerdo con ellas.

Así pues, la homofobia que resuma el discurso político, la xenofobia que lo impregna, el antifeminismo rozando la misoginia, la arrogancia clasista, la añoranza de la dictadura franquista, el populismo rancio y casposo entre otras, al parecer no son causas para abandonar esa formación política.

Lo que si sonó a signo de interrogación son los motivos por los que mantiene su acta de concejal. Y me permito recordarle que en alguna ocasión, lo legal esta reñido con lo ético y moral. Y este es un caso paradigmático de ello. Efectivamente, le asiste la legalidad para no tener que entregar su acta de concejal, pero hacer uso de esa legalidad esta reñido con lo ético y moral en política, esa que usted tan vehementemente dice querer abanderar.

Señor Martínez, hágase un favor y, su vez, a los sanluqueños, márchese a su casa, porque en apenas un poco más de un año, usted ha demostrado a propios y extraños que estando en su ex partido y ahora fuera, usted en política no sirve ni para estar escondido, por muy mucho español que pretenda ser y vivas España que exprese al viento con voz y tono grandilocuente, porque tardar cerca de dos años en darse cuenta de donde estaba, no dice nada a su favor. De lo contrario, hay quien podrá pensar que usted pretendió aspirar a pertenecer a esa élite y disfrutar de sus privilegios, a esa misma que ahora vilipendia y al ver cercenadas sus aspiraciones, arremete contra ella.

Puño en Alto

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: