TENÍA QUE PASAR Y PASÓ


Era un secreto a voces y como tal circulaba por los mentideros de la Sanlúcar del Santo Régimen, aunque había indicios más que fundados para que dejara de serlo. No por esperado tiene menos gravedad e importancia.

Nadie pudo entender que de forma empecinada negaran la evidencia, se negara la condena de manera explícita y que nunca mostraran ninguna actitud de hacer frente al problema tal como hacían de forma decisiva en otras localidades que padecen esa misma lacra social.

Era muy sospechoso que le facilitaran todos los medios para que se blanquease dinero negro en actividades tapaderas deportivas y en espectáculos musicales.

Aún más sospechoso es que, dimitido el “sheriff” fondón, lo sustituyeran por ese del que dicen que tiene una nariz tan entrenada que es capaz de oler un café y dejarlo amargo y que ha convertido todos los bares de aquella alejada barriada en su despacho.

No menos sospechoso era que permitieran que los interfectos participaran en su campaña electoral y dejaran prueba gráfica en la que aparecen muy risueños y bien acompañados.

Las amistades peligrosas condicionan y tanto que condicionan, sobre todo si estas amistades no aconsejables le facilitan ganar elecciones a cambio de favores que posibiliten la bonanza del negocio tapadera y de las de espectáculos musicales, sobre todo, en esa barriada abandonada social y económicamente a su suerte en la que la compra de voluntades está al orden del día.

El secreto ha dejado de ser secreto y la sospecha ha sido confirmada, por ende. Ahora toca exigir y asumir responsabilidades. Las judiciales, por supuesto y, antes que nada, las políticas. A cada cual la suya.

Aunque conociendo al alcalde negacionista pretenderá eludir responsabilidades alegando ignorancia. En modo alguno, puede eludir responsabilidad, porque si no lo sabía malo, porque sería el único en la ciudad que lo desconocía y si lo sabía y lo consintió, peor aún.

Si el alcalde de la Sanlúcar del Santo Régimen, haciendo dejación de su responsabilidad ha permitido y hasta favorecido que con dinero negro ganaran cierto favor popular y social, queda inhabilitado para el cargo, no menos inhabilitados quedan en sus responsabilidades los que teniendo la capacidad desde la educación y formación de frenar el avance de la socialización o normalización del problema entre la juventud han preferido mirar irresponsablemente hacia otro lado.

Ya sabemos dónde estaba parte del dinero negro procedente del narcotráfico y quien se estaba beneficiando de su blanqueo y quien haciendo dejación de su responsabilidad, también.



Puño en Alto

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: