LA BAJADA DEL PARO EN NOVIEMBRE HUNDE EN SU MISERIA AL BANCO DE ESPAÑA


El paro en noviembre bajó en 74.381 personas, lo que supone el descenso más alto que se registra en un mes de noviembre en toda la serie histórica. Con esta caída de 74.381 personas, el número de desempleados en las oficinas públicas de Empleo desciende hasta las 3.182.687 personas registradas.

Además, desde el Ministerio de Trabajo confirman que durante el último mes se firmaron un total de 282.981 contratos indefinidos, que representan el 14% de todos los contratos y es el porcentaje más alto de toda la serie histórica.

Asimismo, el paro ha bajado en todos los sectores económicos, en especial, en Servicios (92.000 personas) e Industria (9.500 personas). De hecho, en los sectores de Agricultura, Industria, Construcción y Servicios, el paro ya se sitúa en niveles inferiores a los del inicio de la pandemia del coronavirus, que irrumpió en España en marzo de 2020.

El sector servicios tira de los buenos datos del paro en noviembre, el mismo sector en donde decían los doctos economistas neoliberales de salón que escriben al dictado de la patronal que se iba a resentir más por la subida del SMI.

El mismo gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, cuyo sueldo anual roza los 150.000 euros, afirmaba que una subida del SMI en un momento de salida de una crisis como el actual sería pernicioso para los sectores económicos que van más retrasados en la recuperación, como el turismo o el comercio, y que lo notarían más las pequeñas y medianas empresas. El gobernador pedía prudencia en los aumentos del SMI y recordaba la importancia de afrontar uno de los problemas estructurales de la economía española, que es el de la productividad; de la temporalidad y la precariedad no decía nada al respecto como problemas estructurales del mercado laboral.

A los economistas neoliberales, que en sus análisis económicos se comportan más como escribientes, no podemos pedirles responsabilidades en sus fallidos análisis interesados, mas que ignorarlos para que se hundan en su miseria y vergüenza si las tuvieren. 

A quien debemos pedir responsabilidades es al gobernador del Banco de España que va siempre, en sus igualmente fallidas cábalas y pronósticos al rebufo de los economistas neoliberales, con mensajes catastrófisticos haciéndole juego a la derecha política y económica del país.

Hernández de Cos, si alguna integridad le quedase, debería haber dimitido hace mucho tiempo, pero ahora ya no hay que esperar un  gesto de mínima dignidad en su persona, por eso hay que exigir su dimisión, en su defecto el cese inmediato por su ineficaz gestión y por el sesgo ideológico que viene dejando patente en sus informes y análisis.

Los sucesivos datos de bajada del paro, a pesar de las subidas del SMI, demuestran que mantener el SMI en los niveles que tenía, uno de los más bajo de la Unión Europea, era una cuestión de voluntad política, algo que se ha puesto de manifiesto desde el Ministerio de Trabajo al subir el SMI a niveles homologables a los países de nuestro entorno, aunque sea contra la voluntad de la patronal, del BE y de los economistas neoliberales fieles servidores de sus patrocinadores económicos cuyos intereses nunca casan con los intereses de la mayoría social del país.


Puño en Alto

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: