1000 MILLONES

 

Por todos los medios posibles había que intentar que pasara desapercibido el bufo del coste de 1000 millones de euros al erario público por el rescate de las autopistas radiales de Madrid. Aquello que decían, no una sino decenas de veces, la que fue Ministra de Fomento del Gobierno del PP, Ana Pastor, y posteriormente su sucesor en el cargo, Iñigo de la Serna, cuyo rescate iba a ser a coste cero para el Estado, pues no va a ser verdad.

Las declaraciones del Ministro de Consumo, Alberto Garzón, sobre la calidad de la carne en las macro granjas y los perjuicios medioambientales y sociales de las mismas fueron a primero de diciembre de 2021 y se fabricó el bulo a principio de enero de 2022, curiosamente haciendo coincidir con el informe de la Responsabilidad Patrimonial de la Administración (RPA) que fijaba provisionalmente en 1000 millones de euros el coste del rescate de las autopistas.

En su día, el expresidente Aznar, decía con orgullo que “hay un antes y un después de estas autopistas» en febrero de 2004 al inaugurar las radiales madrileñas. El Estado se ahorraba la inversión de las infraestructuras a cambio de una larga concesión de peaje de hasta 30 años y de introducir la RPA por la que el Estado se hacía cargo de la gestión de las autopistas compensando en su caso a las concesionarias por la inversión realizada de no cumplirse las expectativas de ingresos mínimo por su uso. Todo un chollo para las empresas constructoras: si sale bien me forro con los beneficios, si sale mal me indemnizan y no pierdo. Así entendía Aznar y el PP lo de “España va bien”. Esas alegrías irresponsables, ahora las pagamos todos.

El futuro de las autopistas quebradas es incierto, lo que sí es cierto es que el hecho de la asunción de la titularidad de las mismas por el Estado, puede condicionar muy mucho el modelo de pago por uso comprometido con Bruselas por el que los automovilistas no solo pagarán por circular por esas autopistas sino también por las autopistas que son actualmente gratuitas.

Pastor y De la Serna mintieron a sabiendas, Aznar engañó a los españoles con una bonanza económica de la que solo se beneficiaron las grandes empresas constructoras y ese engaño había que taparlo como sea y Garzón les brindó sin pretenderlo la ocasión pintiparada al ser manipuladas sus palabras burdamente, por cierto, por parte de la patronal cárnica, una vez más una patronal al rescate del PP y el PP al servicio de una patronal.

El PP ha utilizado un bulo fabricado por la patronal cárnica para desacreditar al Ministro de Consumo y, por ende, al Gobierno y, sobre todo, para tapar las consecuencias de sus nefastas políticas neoliberales, que en este caso, por ahora, se cifran en 1000 millones de euros.


Puño en Alto

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: