ASALTO AL AYUNTAMIENTO

 


Salvando las distancias, al ver las imágenes del asalto violento sufrido en el Ayuntamiento de Lorca por decenas de presuntos ganaderos de la localidad, fue imposible no recordar la toma por la fuerza del Capitolio estadounidense por una muchedumbre violenta y enardecida.

Pero también nos han hecho recordar los incidentes cuando un pequeño grupo de jornaleros andaluces del SAT, en señal de protesta por la situación de precariedad vital que padecían, decidieron llenar carros de comidas en un supermercado y llevárselas sin pasar por caja. Aquellos incidentes acapararon portadas de periódicos y horas en los medios visuales en los que se condenaron por activa y pasiva. La caverna política, económica y mediática se cebó con los jornaleros activistas y con sus líderes Gordillo y Cañamero, manifestando que era un atropello a la Democracia, al Estado de Derecho y demás argumentos. Que la iniciativa jornalera estuviera justificada por un simple estado de supervivencia no fue suficiente para recibir un linchamiento mediático sin contemplaciones ni miramientos. Una veintena de jornaleros fueron condenados por robos con violencia por los hechos.

Esa misma caverna política, económica y mediática, no ve que en lo ocurrido en Lorca haya habido atropello a la Democracia ni al Estado de Derecho y está intentando justificar lo injustificable del asalto violento a la sede democrática de la voluntad del pueblo de Lorca, diciendo que es fruto de la indignación y desesperación de unos ganaderos que ven peligrar sus modus vivendi.

Siendo muy generosos y dándole el beneplácito de la duda, aunque es sabido que la mayoría de los participantes en el asalto violento al ayuntamiento lorquiano no eran ganaderos, lo cierto es que se dejaron engañar y manipular por los que en verdad tenían interés en que el pleno municipal no se celebrase a la vez que amedrentar y condicionar el voto a los concejales. Había interés político y económico para que no prosperase la iniciativa de ratificar algo que por unanimidad se había aprobado meses antes, no solo para el caso concreto de Lorca, sino para que no cundiera el ejemplo en otros municipios.

En este país, dentro del espectro político solo hay ideológicamente una opción política en la que los intereses políticos y económicos se confunden hasta parecer uno solo. No hace falta decir, quienes políticamente y económicamente pueden estar detrás de la supuesta manipulación de los presuntos ganaderos asaltantes, muy probablemente los mismos que crearon el bulo sobre las declaraciones del Ministro de Consumo que ven peligrar su sucio negocio y los mismos que, oportunistamente y en exclusiva clave electoral, están basando su discurso político en dicho bulo.

Estaremos expectantes para ver el fruto de las investigaciones policiales y los posibles delitos que se le imputan a los actuantes y, sobre todo, si llegaremos a conocer a los instigadores políticos y económicos de los graves hechos.


Puño en Alto

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: