MURPHY CAMPA EN ANDALUCIA


Uno de los enunciados de la Ley de Murphy dice que «Si hay más de una forma de hacer un trabajo y alguna de ellas conduce al desastre, alguien lo hará de esa manera». Algo de ello se le puede aplicar a lo ocurrido en la negociación habida entre IU, Más País, Equo y varias formaciones andalucistas con Podemos para conformar la coalición electoral Por Andalucía. Y vistas las reacciones post negociación todo hace pensar que se le pueda aplicar esa otra de «si algo puede empeorar, lo hará».

«Algo que pueda ir mal, irá mal en el peor momento» es la Ley de Fineagle, considerada corolario a la Ley de Murphy, no hay peor momento para que se haya dado las desavenencias en el seno de los coaligados y, además, retransmitidas casi en directo por los medios de comunicación.

Si con la coalición Por Andalucía se pretendía aglutinar esfuerzos que consiguiese movilizar a un espacio electoral que en 2019 se quedó en gran medida en casa, para hacer frente a la derecha, lo ocurrido presagia que ese objetivo se frustrará sí o sí.

No es posible entender que se llegase sin problema a un acuerdo en las políticas, iniciativas legislativas y demás, y todo se viniese abajo a la hora de establecer el o la cabeza de lista o el reparto de los posibles recursos económicos que se obtendrán. Y de pronto, los objetivos últimos se tornan secundarios y lo que debería ser secundario, como son las herramientas, se vuelva la pieza fundamental capaz de dar al traste con lo esencial.

Los reproches de unos a otros no se han hecho esperar, desde Andalucía y también desde fuera de la comunidad autónoma. Así, unos hablan de hijo pródigo, otros que han vuelto las puñaladas, los despachos y, quel que se atribuyó la potestad de designar a su sucesora, ahora critica el dedazo en la designación de la candidata de la coalición.

El despropósito es supino, como supino es la sensación que desprende de que están en otras cuestiones y su preocupación por los verdaderos problemas de la sociedad no van más allá del discurso ya hueco y vacuo que poco se compadece con sus actitudes.

Aunque lo nieguen, Andalucía era el paso previo para el diseño del llamado frente amplio que Yolanda Díaz pretende conformar. Aprender de lo ocurrido se hace imprescindible, así como, indispensable se hace detectar a tiempo quien o quienes están por la labor y quien o quienes, llegado el caso, pondrán las piedras en el camino al no ver refrendadas sus tesis o exigencias.

Probablemente tiempo haya para recomponer, pero al parecer para lo que no hay tiempo suficiente es para aprender del pasado. Nada nuevo es el secular cainismo en la izquierda, así como tampoco, nada nuevo es el excesivo personalismo en la misma.

De todo lo ocurrido hay quien ríe y hasta aplaude con las orejas fumando un puro en el porche de su casa esperando ver pasar el cortejo fúnebre de su enemigo, cuando en realidad lo que pasará es la comitiva luctuosa de la mayoría social silente.

El recurso al voto útil sobrevuela por encima de todo.

Puño en Alto

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: