FEIJOY

Allá por diciembre de 2011, el inclito Mariano Rajoy llegó a la Moncloa prometiendo, fundamentalmente una generalizada bajada de impuestos. Sin embargo, nada más acceder al poder incrementó todos los impuestos, no salvó ninguno, de esa manera mintiendo subió el IVA, el IRPF y Sociedades, el IBI y creó nuevos impuestos. Tan solo suavizó levemente la presión fiscal en periodo electoral en 2015 prometiendo nuevas bajadas para conseguir la reelección. Conseguida esta, no solo volvió a incumplir su promesa de bajar los impuestos, sino que subió de nuevo en tres ocasiones el IRPF.

Con las subidas de impuestos no consiguió rebajar el déficit al 3% que marcaba Bruselas, pero sí una considerable merma en la recaudación, lo que quiso paliar paralelamente con el mayor paquete de recortes en servicios y derechos creando la mayor tasa de desigualdad desde la instauración de la democracia.

Esta forma populista de llegar al poder es la que al parecer quiere repetir el actual presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo. El presidenciable del PP ha presentado una propuesta de bajada de impuestos que en el caso de IRPF supondrá una bajada, en el mejor de los casos, de una media de 30 euros a las rentas más bajas. Lo hace sin concretar, aunque nos lo podemos imaginar, en donde va a recortar para paliar la baja en recaudación que se originará.

Mariano Rajoy fue desalojado de la presidencia del gobierno mediante una higiénica moción de censura, dejando la política activa tras un lastre de corrupción en su mandato de presidente del PP y sin haber aclarado si era él y no otro, quien consta en los papeles de Bárcenas como receptor de sobresueldos con el acrónimo de M.Rajoy.

Núñez Feijóo llega a la presidencia del PP tras un lastre de una amistad peligrosa con un conocido narco gallego y un supuesto trato de favor a una empresa de seguridad en la que su hermana es máxima responsable en Galicia. Esperemos que con el tiempo no veamos el nombre del presidente del PP en contabilidad en B del partido.

Sin embargo, al contrario que Rajoy, Feijóo cumplió su promesa de bajada de impuestos en Galicia, bajada que fue testimonial para las clases populares y considerable para las pudientes. Los recortes en sanidad y educación pública le igualan a Rajoy, así como, el mimo que determinados empresas gallegas y no gallegas han tenido durante su periodo de presidente de la Xunta.

Visto lo visto, Feijóo, salvo en sus locuciones públicas, se está pareciendo tanto a Rajoy en sus propuestas populistas y en el lastre que lleva que ya podemos empezar a conocerlo como Feijoy.

Puño en Alto

Una respuesta a “FEIJOY”

  1. La hisotoria lo dice; hacia la izquierda el grifo se abre, hacia la derecha lo contrario. Saludos.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: