PATÉTICO RAMÍREZ Y LASTIMOSO YÉLAMO

El periodista Pedro J. Ramirez, ya saben aquel luchador “encomiable” por las libertades, la justicia y la democracia, se pregunta en una entrevista en la Sexta sobre qué sentido tiene lo del cheque de un pago único de 200 euros a 2,7 millones de personas y ¿por qué entre todos los demás tenemos que pagar a ese colectivo?, en referencia a las medidas anticrisis anunciadas por el Gobierno.

Pedro J., defensor a ultranza de la Constitución, obvia que es la propia Constitución la que obliga a los poderes públicos a articular medidas para atender las necesidades sociales de los más desfavorecidos. Esta amnesia selectiva es muy propia de los que defienden la Constitución cuando les convienen y aquellos articulados que igualmente les convienen. El ejercicio de hipocresía con que se ha despachado es supino y manifiesto salvo para el entrevistador.

Para desvirtuar las objeciones de Ramírez, solo basta recordarle que cuando con dinero público, se rescató a la banca con 64.000 millones de euros, nada se le escuchó decir en contra. Cuando se rescató las autopistas con 4.000 millones de euros, tampoco objetó nada el susodicho. Cuando las empresas del IBEX, son tratadas económica, financiera y fiscalmente de manera muy ventajosas, no hay objeción que valga, ni se le ve injusta para los demás.

Solo cuando se trata de rescatar a personas en situación de precariedad, secular o sobrevenida, cuando saca a relucir su vena neoliberal cuestionando la citada medida y haciendo recordar los fútiles que fueron aquellas adoptadas por el presidente Rodríguez Zapatero cuando se le vino encima la crisis económica financiera mundial. Sin embargo, no cuestionó, en absoluto, las medidas de recortes y subidas generalizados de impuestos que acometió posteriormente el gobierno del PP de Rajoy para sortear la citada crisis. Los efectos de la medidas de Rajoy duraron algo mas de una década.

Tampoco su neoliberalismo sirve para cuestionar las subvenciones gubernamentales que reciben los medios de comunicación. Es por ello, que en su misma linea de cuestionar, le preguntamos: ¿por qué los demás tenemos que pagar dichas subvenciones a esos medios de comunicación, querido Pedro J.? ¿por qué empresas de otras sectores no son objeto de recibir similares subvenciones públicas? ¿son más importantes los periodistas que los fontaneros, carpinteros, electricistas, etc.?
Al entrevistador no se le ocurrió preguntarle si los medios de comunicación en los que ha dirigido o ha trabajado no ha recibido nunca subvenciones públicas.

Del neoliberalismo de salón de Ramírez y de su consabida demagogia no se podía esperar otra cosa. Pero sorprende que el entrevistador y conductor del programa La Sexta Noche, José Yélamo, periodista nacido en Cádiz, siendo la provincia gaditana la que posee mayor tasa de desempleo, encabezando los ranking de índice de pobreza y exclusión social del país, se mostrará impávido dando por buenas las objeciones del entrevistado, envainándose de forma admirable su supuesta profesionalidad.

Esperamos y deseamos los verdaderos gaditanos y los que sin serlo somos solidarios con esa maltratada tierra que para otra vez que pretenda sacar su gaditanismo a pasear se lo piense mejor, porque ya empezamos a saber que, a igual que el neoliberalismo de Pedro J., su gaditanismo no va más allá de una pose recurrente con la que, en su caso, pretender caer simpático y entrañable, porque su profesionalidad quedó más cuestionada que aquello que Pedro J. pretendió cuestionar.

Ambos, al unísono, nos regalaron un patético y lastimoso ejercicio de periodismo.

Puño en Alto

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: