INCENDIOS

Los que peinan suficientes canas o ven sus frentes tan despejadas como la pista de un aeropuerto durante una huelga de controladores, recordaran lo que se llamaban serpientes de verano. Eran noticias irrelevantes o sorprendentes que publican algunos diarios para llenar sus páginas durante las vacaciones de verano, cuando la mayor parte de los políticos se encuentran de vacaciones y no se producen sucesos ni noticias interesantes. En Escocia se aparecía el monstruo del lago Ness, o a una excéntrica figura de la alta sociedad se le aparecía la Virgen María, o el dictador pescaba un imponente escualo, mientras que un OVNI, era avistado atravesando la Península.

Serpiente de verano, por ejemplo, hubiese sido dedicar más tiempo del necesario al “incendio político” en Unidas Podemos después del fulminante cese de Enrique Santiago como secretario de Estado de la Agenda 2030 del Ministerio de Derechos Sociales que dirige la podemita Ione Belarra y su sustitución por la Secretaria de Organización de Podemos, Lilith Vestrynge. O también lo sería reflexionar sobre la vuelta a la casilla de salida que supone los cambios en la ejecutiva del PSOE perpetrado por Pedro Sánchez de cara al ciclo electoral por venir. O como no, tratar como se parece Feijóo a Rajoy en sus disparatados discursos o aparentar que hace algo cuando no hace nada. O la toma de posesión como Presidente de la Junta de Andalucía del moderado Moreno Bonilla con ínfulas de virrey todo poderoso.

Reprimida, por ahora, esta la tentación cabe hablar de los incendios forestales que asolan al país, no como serpientes de verano y sí como consecuencia de decisiones políticas. Si a la vez que se niega de manera irresponsable el cambio climático y sus consecuencias ya evidentes, y desde el Gobierno autonómico de quien es competencia, se desentiende de una gestión racional del monte y bosques durante todo el año, las consecuencias son las que se están viviendo en Castilla León. Si en coherencias de unas determinadas políticas medioambientales se recorta en recursos humanos y materiales en la prevención y en la extinción de los incendios forestales, las desastrosas consecuencias económicas y sociales son las que se están retransmitiendo en directo por los medios de comunicación. Si un Vicepresidente, en vez de arremangarse, se dedica, a hacer propuestas propias de cuñaos desde la barra de un bar a altas horas de la noche y a cientos de kilómetros de los incendios, es de recibo que la indignación y el desamparo social crezcan entre los afectados.

Los incendios forestales tienen un impacto devastador no solo por la destrucción del ecosistema, la pérdida de suelo por erosión y vegetación que aportaba oxígeno, además porque se liberan importantes cantidades de CO2 que favorece el efecto invernadero y, por tanto, realimenta el cambio climático.
Del mismo modo, calienta más si cabe la indignación de propios y extraños, cuando desde esa misma administración autonómica utilizando medios de comunicación muy aleccionados crematísticamente a la causa, se denuncia que los incendios son frutos de la mano del hombre y en su mayoría intencionados por personas que quieren acabar con Castilla y León sin aportar una sola prueba de lo denunciado, en un intento de eludir responsabilidades. Sin olvidar, que ha tratado de utilizar a los ecologistas como chivos espiatorios culpandolo de la falta de mantenimiento de los bosques.

Estas justificaciones dadas por el Presidente, el Consejero de Medioambiente y las propuestas del Vicepresidente sí que serían para tratarlos como serpientes de verano si no fuera por las dramáticas consecuencias económicas y sociales de decisiones políticas que se pretenden esconder con ellas.

Puño en Alto

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: