CANTÓ LA GALLINA DE CANTÓ

Situar la dimisión de Toni Cantó de la Oficina del Español, chiringuito creado “ad procesum”, tan bien remunerado como inservible, por la presidenta madrileña, Díaz Ayuso, como hecho histórico, a la altura de la muerte de la Reina Isabel II de Inglaterra, como ha hecho Iñigo Errejón, es un exceso tan mayúsculo como mayúsculo es la ironía y el sarcasmo utilizado en ello.

La misión encomendada de defender a la lengua española en Madrid, que el ex de UPyD, ex de Cs y, no sabemos si ya, ex de PP, recibió para convertir Madrid en algo parecido a la reserva espiritual de la defensa del español, por cierto, muy amenazado en la capital y alrededores, ha pasado a un segundo plano, ya que, de la noche a la mañana, nunca mejor dicho, Cantó ha vuelto a recibir una llamada profesional a la que no ha podido, una vez más, resistirse. A ver cuánto le dura.

Hay quien dice que no hay llamada profesional ni nada parecido y que la dimisión de Cantó responde tan solo a una rabieta por el ninguneo recibido al no permitírsele el protagonismo que merece su figura política en el esperpento, no Valleinclaiano y si Berlangaino, por lo de la gran dosis de chabacanismo, del nombramiento de Díaz Ayuso como Presidenta de Tabarnia en Madrid. Acto en que la Presidenta de forma circunspecta aceptó la designación manifestando que Tabarnía y Tabernia quedaban de esta manera unidas. Solo con una gran dosis de taberna se puede entender el circo montado en el que Toni Cantó no encontró la satisfacción que aplacara su afán acaparador de atención.

En cualquier caso, la “espantá” de Cantó, además de huérfana y, por ahora, nadie que la defienda y preserve como él, a la lengua española en la comunidad madrileña e incluso las innumerables iniciativas y proyectos que estaban en trámites, deja otras incógnitas que son objeto de dimes y diretes en los mentideros capitalinos sobre la verdadera razón del abandono del cargo que hasta hace dos días defendía con tanto orgullo y responsabilidad. En esos cenáculos, incluso, se especula que su anunciado fichaje por una cadena de televisión cercana a la muy extrema derecha, podría ser el paso previo a encabezar una candidatura municipal de la nostálgica extrema derecha, más rancia y trasnochada aún.

Ha trascendido que desde distintos sectores están apremiando a la Presidenta Díaz Ayuso el nombramiento de un o una sustituta que pueda hacer realidad los proyectos que supuestamente estaban en la mesa de trabajo de Cantó, por el bien de todos y de la defensa de la lengua española en retroceso de la comunidad madrileña.

De no producirse una sustitución de forma inmediata solo podrá interpretarse como que encontrar a alguien que pueda sustituir a la incalificable figura de Cantó es difícil y complicado, aunque conocido es que Díaz Ayuso se rodea de gente de enormes tragaderas y, de no menos, robustos rostros y urgencias económicas, sean familiares o no de la susodicha, que estarían dispuestos a tomar el relevo en tan gratuito cargo.

Para Toni Cantó no ha cantado el gallo de Morón, en todo caso, lo que ha cantado ha sido la gallina, al poner sin recato ni sonrojo por enésima vez, al descubriendo, su trampantojo y desvergüenza.

Puño en Alto

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: