COHERENCIA SEÑOR, PERO POR MI CASA NO

Con motivo de la dimisión del Diputado de Unidas Podemos, Miguel Ángel Bustamante, por verse involucrado en un supuesto caso de violencia de género, se pretendió desde Podemos Sanlúcar del Santo Régimen hacer un, cuando menos, desafortunado alegato a favor de la presunción de inocencia como pieza fundamental de nuestro ordenamiento jurídico. Con tan mala fortuna, pericia argumental o a saber que otras motivaciones se vieron involucradas, abrazó el argumentario que utiliza la extrema derecha contra la ley de violencia de género, respecto a las denuncias falsas.

La nota de prensa ha sido eliminada. Lo que no se sabe es si ha sido por motu propio o por decisión de alguien más sensato, en tal caso la desautorización es absolutamente manifiesta. Tampoco se sabe si al responsable de comunicación lo han eliminado, sigue en el cargo o simplemente lo han puesto en barbecho.

Era impensable que una formación política como Podemos permitiera que bajo su marca política unas manifestaciones que suponen un torpedo a la línea de flotación contra la lacra social de la violencia contra la mujer y al trabajo, en este sentido, que se viene realizando desde el Ministerio e Igualdad de Irene Montero.

En Podemos ya sea de Sanlúcar, Andalucía o de España han pretendido que todo pase lo más desapercibido posible con una rápida y silenciosa eliminación de la nota de prensa. La desautorización al responsable de la comunicación que supone la eliminación de la nota de prensa no es suficiente. Unas disculpas al respecto y la dimisión y, en su defecto, el cese del responsable del desaguisado, es lo más propio y necesario para no ahondar más en la pérdida de credibilidad política y social de la marca morada en Andalucía.

Podemos Andalucía necesita un periodo de reconstrucción y en ello se supone que debe estar empleada después de que los anticapitalistas de Teresa Rodríguez dieran la espantada con los casos de transfuguismos y, más aún, después del lamentable episodio de las negociaciones en la que quedó fuera de la coalición Por Andalucía y de las desavenencias posteriores. Todo hace pensar que en el proceso de reconstrucción prima el crecer por crecer sin más miramiento. Dar cobijo a advenedizos sin bagaje político alguno, o sencillamente porque viene rebotado de otras formaciones políticas, tiene sus riesgos por muy extenso que sea su curriculum mediático. El caso que nos ocupa es una prueba palmaria de ello.

La dimisión de Bustamante ha sido un ejemplo de coherencia política personal y de IU, Podemos debería igualmente hacer un ejercicio de coherencia similar y no quedarse en una vergonzante retirada de la nota de prensa esperando que poca gente la haya podido leer y más aún lamentar.

Puño en Alto

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: