LA ESTACIÓN DE AUTOBUSES DEL SANTO REGIMEN

Los padres y madres de un determinado colegio de la Sanlúcar del Santo Régimen cada inicio del curso escolar se movilizaban reivindicando un comedor escolar en el centro educativo que evitara que los alumnos del centro todos los días, lloviese o hiciese frio o calor tuvieran que desplazarse al comedor de otro centro escolar.

Cada año las mismas excusas, que no hay espacio suficiente, que, si no hay presupuestos por parte de la Junta y cada año, y ante la pasividad del Ayuntamiento, que se encogía de hombros o descalificaban a los padres acusándolos de que estaban siendo políticamente manipulados.

Pero un año, contra pronóstico, hubo proyecto y financiación para la instalación de un comedor escolar en el centro educativo, coincidiendo con que el vástago del alcalde esmirriado entró en el centro escolar. ¿Milagro o casualidad?, lo cierto es que el hijo del esmirriado y el resto de alumnos del centro escolar ya no tenían que desplazarse todos los días a otro centro lloviese, hiciese frío o calor para hacer uso del comedor escolar.

Conocido es que el servicio de autobuses interurbano de la Sanlúcar del Santo Régimen deja mucho que desear y más aún la propia estación de autobuses. Una estación cerrada a cal y canto, y algo tan imprescindible en una estación como adquirir tickets como información de horarios de salidas, llegadas y recorridos fidedignos brilla por su ausencia. La información necesaria esta relegada a la buena voluntad de las personas que gestionan la cafetería.

La falta de limpieza, oscuridad y seguridad terminan por hacer de la estación un lugar poco saludable y recomendable a determinadas horas, todo ello ante la primordial pasividad del esmirriado y su incompetente equipo de gobierno.

Por otra parte, las líneas de autobuses existentes no recogen la necesidad de desplazamientos de los ciudadanos, originando una incomunicación con las ciudades del entorno impropia, sobre todo, a los jóvenes estudiantes que tienen que desplazarse diariamente a los centros educativos, formativos universitarios y a quienes tienen que desplazarse fuera de la ciudad por motivos de saludo o de trabajo. Se permite a la empresa concesionaria una discreción absoluta, primando el beneficio y la rentabilidad económica sobre otra cuestión.

La atención y preocupación del esmirriado alcalde sobre este servicio y la propia estación de autobuses, ya sabemos que no va más allá de haber colocado unas enormes lonas en el exterior del recinto con motivo del fiasco del V Centenario, así como en las cristaleras de las oficinas cerradas al público.

Un milagro o esperar a una nueva casualidad parecida a la anteriormente referida del comedor escolar tendrán que esperar los sufridos usuarios, sean ocasionales o no, de la estación de autobuses de la Sanlúcar del Santo Régimen para poder tener un servicio digno en todos los sentidos posibles.

Puño en Alto

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: